DEJO DESLIZAR MI PLUMA... PARA QUE NAZCAN NUEVOS SENTIMIENTOS...!

domingo, 1 de abril de 2012

LAS MANOS...

Se ha quebrantado la pluma
no es el elemento, son las manos
trémulas quieren en el papel expresar
endebles y dolorosas, ya no pueden más !

Cuántos años abrazando la pluma
con qué devoción deslizaron sus versos
con qué regocijo llevaron sus aciertos
con qué incertidumbre declararon sus dudas.

Ellas advertían sobre irreflexivos yerros
guiaban el decir de un tema oportuno
ellas sabían las vicisitudes de la vida
instruían y exhortaban con paternal maestría.

Las manos... benditas las manos
dejaron ya de manifestar los sentires
el papel no verá el ímpetu de sus trazos
no harán notar las percepciones del espíritu.

Pero queda la mente aún incólume
con un tremendo caudal de creaciones
la mente, que aprisionando dicha e idolatría
continuará diciendo los versos del alma.

Aleluya... aleluya... queda la voz y la memoria !

Dichosos los que usan las manos
aportando vocablos que conmueven
dichosos poder expresar lo que sienten
con altruístas poemas que enaltecen...!

                                                                             Víctor  Carlos

6 comentarios:

  1. Gracias Michelle, cuánto temario tenemos por desarrollar, sólo nos resta incrementar nuestra imaginación y dar forma a los versos. Un abrazo argentino !

    ResponderEliminar
  2. Y además llevar siempre pluma y papel con uno, a veces las musas asaltan el alma la sacuden y la abandonan tan fácil como llegaron. Imagínense cuántos poemas no se han escrito a falta de material donde registrarlo.

    Excelente poema, hace reflexionar mucho

    ResponderEliminar
  3. Gracias Shan por tu atención...
    En realidad, el contenido de mi poema no se refería a lo que tu me comentas (falta de material) sino que por circunstancias de una enfermedad "las manos" han quedado impedidas, sin movimiento, y no pueden más escribir...
    Mi sincero saludo !

    ResponderEliminar
  4. Gracias amigo, por tan hermosas palabras que reflejan la voluntad de los que amamos la literatura, dichosas manos que aun pueden escribir sentimientos y amor. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Cuántos versos han traído consigo esas manos, que ahora ya no pueden màs compaginar con la pluma las estrofas... pero, como digo: queda la mente firme, lúcida y dispuesta...
    Muy atento Carlos, vaya mi abrazo argentino !

    ResponderEliminar